Manifiesto PARQUES NACIONALES EN LA ESPAÑA DEL SIGLO XXI

 

Imprimir

ANA respalda y ha firmado el manifiesto

PARQUES NACIONALES

EN LA ESPAÑA DEL SIGLO XXI

EL VALOR DE UN SÍMBOLO PARA NUEVOS TIEMPOS

Desde su origen histórico con Yellowstone en 1872, los Parques Nacionales son un ejemplo de conservación del patrimonio natural, una referencia emocional colectiva, y un símbolo territorial de lo que un estado moderno es capaz de proponer como valor de futuro.

En este tiempo los Parques Nacionales han ido evolucionando al compás del avance de las sociedades, pero su significado esencial como expresiones de calidad paisajística, salud ecológica, y excelencia científica y técnica ha permanecido invariante.

En la España de hoy, una sociedad avanzada en un Estado complejo, con una octava parte del territorio abarcada por 1700 espacios formalmente protegidos, esa centésima de ellos que son los Parques Nacionales continúa desempeñando un papel insustituible como símbolos y catalizadores del esfuerzo colectivo de conservación de la Naturaleza. Un carácter singular, consolidado a lo largo de cien años, que los hace acreedores del máximo respeto, y de una protección capaz de garantizar su libre evolución natural.

La gestión de nuestros Parques Nacionales, propia hoy de un Estado descentralizado, ha madurado hasta incorporar la idea de Red sin perjuicio de la autonomía de cada uno en su devenir cotidiano. En el proceso, el conjunto ha adquirido un inmenso valor como capital social y cultural compartido, y una evidente relevancia política. Una legítima posición de referencia que aparece hoy seriamente amenazada por un progresivo declive de rigor conceptual, de coherencia normativa, y de atención institucional. La reciente aprobación de un Proyecto de Ley de Parques Nacionales, que en lugar de priorizar su conservación facilita las fuerzas que la amenazan, y que incluso para el Consejo de Estado presenta múltiples indicios claros de inconstitucionalidad, es un grave exponente del creciente deterioro que sufren nuestros mejores espacios naturales.

Revertir este retroceso inaceptable significa recuperar la capacidad de generar instrumentos institucionales, jurídicos y técnicos capaces de acompañar e impulsar a esta realidad singular, sin desvirtuarla con igualaciones a la baja, ni contaminaciones conceptuales de otros ámbitos del uso territorial.

El futuro próximo nos demanda, más que nunca, unos Parques Nacionales que, preservando su singularidad, se integren en sus territorios contagiándoles la vitalidad ecológica y económica que emana de la buena gestión de su excelencia. Y una red abierta que, por encima de colores políticos y tamaños administrativos, sea la sede del diálogo, la colaboración y el respeto a la diversidad, sin generar imposición, discordia, ni otra tensión que la propia del debate científico y técnico.

En atención a todo ello, y teniendo en el horizonte inmediato la celebración del centenario de la Ley de Parques Nacionales de 1916, pionera en el mundo, entendemos que España puede y debe seguir siendo un referente mundial en este ámbito.

Por tal motivo, los abajo firmantes, encabezados por quienes ostentan el honor y el orgullo de haber contribuido a trazar los rumbos y navegar los vientos de nuestros más valiosos territorios

      Abogamos por mantener a los Parques Nacionales en su posición de referencia máxima de una conservación de la Naturaleza hecha desde el mayor respeto a su singularidad excepcional, a las expresiones culturales y sociales crecidas a su amparo, y a los principios de una gobernanza integradora y plenamente democrática.

         Apoyamos su expresión en una Red que, sin aspirar a suplantar a legítimos agentes en otras tareas, ahonde y diversifique su misión de construcción compartida, signo de referencia, garantía de calidad, intercambio de conocimiento, difusión y promoción de sus ideas y valores, relaciones internacionales y cooperación al desarrollo.

          Instamos a los poderes públicos, a los agentes sociales, políticos y económicos, a las organizaciones civiles, a los medios de comunicación, y a la ciudadanía en su conjunto, a conocer, valorar y defender los Parques Nacionales de España; a destacar su singularidad; a construir consensos, alianzas y escenarios de colaboración para su futuro; y a fomentar el valor de la Red que constituyen, en coherencia con el progreso del Estado al que tan magníficamente representan desde hace un siglo; y

        Proponemos a todos poner en marcha para ello un proceso participado que, con la base del consenso social, y acogido por el Senado como cámara representante de los valores territoriales de España, conduzca a alcanzar un Acuerdo de Estado entre todas las fuerzas políticas, para la recuperación esencial, sólida, duradera e independiente del símbolo moderno y vigoroso que debe ser nuestra Red de Parques Nacionales.


http://iniciativaciudadanaparquesnacionales.wordpress.com/

 

Manifiesto por las Aves y la Calidad de Vida

Desde ANA hemos apoyado y firmado el Manifiesto por las Aves y la Calidad de Vida que SEO/BirdLife ha presentado con motivo de su 60 cumpleaños y hemos animado a nuestros socios y simpatizantes para que igualmente se sumen a este manifiesto.

Ilustracion manifiesto

Manifiesto por las Aves y la Calidad de Vida

¿Te imaginas un mundo sin aves?

¿Te imaginas un bosque en silencio? ¿Un paseo por el campo sin escuchar ni un sólo pájaro? ¿Cómo sonaría la naturaleza sin el canto de las aves? No podemos concebir un mundo en el que falten las aves porque su ausencia dejaría un vacío total.

Piensa en el vuelo de un pájaro, en la fuerza y la armonía de sus movimientos, en lo hermoso del plumaje. Ahora ve más allá y observa su entorno, por dónde viaja y dónde anida: si se mantiene, crece y regresa, está diciéndonos que allí puede haber vida, que es saludable. Lo contrario es un mal presagio. Donde no hay aves no hay vida, tampoco para nosotros.

El mayor compromiso de futuro que tenemos hoy los seres humanos es la conservación del patrimonio natural. La defensa de un mundo justo, solidario y sostenible precisa comprometerse en la conservación de los espacios y abogar por el justo reparto de los recursos vitales, como el agua o los bosques.

SEO-BirdLifeEn SEO/BirdLife cumplimos 60 años cuidando el medio ambiente, empeñados en que no se rompa el ciclo de la vida. Y lo hacemos con las aves como bandera, conscientes de que con ello estamos velando por la salud de la Tierra y la calidad de vida de las personas.

Las aves son nuestra guía y el termómetro de nuestra salud ambiental. Comprometerse con ellas es aliarse con nuestra propia existencia como individuos y como sociedad. Aunque en el día a día se nos olvide, aunque vivamos en la ciudad y viajemos por autopista, nosotros somos también naturaleza.

Observemos las aves, disfrutemos de ellas, para admirar su vuelo y sus colores y para seguir también la estela que nos marcan en defensa de la Tierra que queremos seguir compartiendo.

– Porque necesitamos un mundo rico en biodiversidad donde el ser humano y la naturaleza convivan en armonía

– Porque las aves son un testigo indispensable para conocer nuestra salud ambiental

– Porque sabemos que las aves son clave para entender, amar y cuidar la naturaleza

– Porque confiamos en la fuerza de los ciudadanos para avanzar hacia un mundo más justo y más verde

Te invitamos a sumarte a este manifiesto vital, a comprometerte con el presente y el futuro del mundo en que vivimos, a movilizarte para proteger y disfrutar nuestra auténtica riqueza: la naturaleza.

Entre todos podemos conseguir que nunca haya un bosque en silencio, que podamos vivir en un mundo con aves.

http://www.seo.org/manifiesto/

Los colectivos conservacionistas reclaman la protección de la Laguna de La Janda

Logo ANAHoy, Día de los Humedales, colectivos conservacionistas comarcales, nacionales e internacionales reclaman la inclusión de  la laguna de La Janda en la Red Natura 2000 y aseguran que ello favorecería el desarrollo económico de los municipios de la Comarca.

Una veintena de organizaciones solicitan a la Junta de Andalucía la inclusión de la laguna de La Janda en la Red Natura 2000 europea, mediante su declaración como ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves), como primer e indispensable paso para su restauración y conservación.

La Comarca de la Janda se vería enormemente beneficiada por la declaración de La Janda como ZEPA, ya que permitiría una proyección internacional de sus valores naturales, promoviendo el ecoturismo y el desarrollo económico de los municipios del entorno, además de facilitar el acceso a ayudas procedentes de fondos europeos. Sin olvidar, que el turismo ornitológico genera más economía que el turismo de golf y sin embargo, no se apuesta por este segmento.

La laguna de La Janda constituyó uno de los humedales más importantes y extensos de la Península Ibérica, no sólo por sus propias características intrínsecas, sino por las relaciones que mantenía con los humedales existentes en Europa y sur de la Península (Parque Nacional de Doñana) para la migración de la mayoría de las aves del continente. La Janda fue desecada a finales de los años 60 corriendo la misma suerte que otros grandes humedales de la península como las lagunas de Antela (Ourense) y La Nava (Palencia), esta última recuperada.

A pesar de las obras de infraestructura llevadas a cabo para su desecación y la intensificación agrícola, las fuertes lluvias estacionales forman una extensa lámina de agua que viene a coincidir temporalmente con los límites de los antiguos humedales existentes en  La Janda, lo que favorece que la laguna mantenga una enorme riqueza natural, siendo para SEO/BirdLife una de las IBA (Áreas Importantes para las Aves), más importantes de España.

Actualmente, la laguna de La Janda es un importante lugar de descanso para muchas aves migradoras por su cercanía al estrecho de Gibraltar, donde es posible llegar a ver juntas 85.000 cigüeñas blancas, más de 400 aguiluchos cenizos y es zona importante de invernada de grullas, pues casi triplica el número de las existentes en Doñana en esta época del año. Además, se encuentra incluida en territorios de cría de águila imperial ibérica, especie en peligro de extinción, siendo visitada por más del 25% de los juveniles de esta especie nacidos en Doñana. A pesar de toda esta diversidad biológica y riqueza ecológica, la laguna de La Janda no cuenta con ninguna protección administrativa, lo que hace prácticamente inviable abordar su conservación y planificar la restauración, al menos parcial, del humedal.

La Plataforma para la Reconquista de La Janda, dispone de página en facebook, desde donde puede seguirse la evolución de nuestras reivindicaciones y la problemática existente en la zona.

Colectivos firmantes: Colectivo Ornitológico Cigüeña Negra; Verdemar Ecologistas en Acción; AGADEN; Asociación de Amigos de la laguna de La Janda; Ecologistas en Acción Cádiz; SEO/BirdLife; EQUO; Plataforma La Reconquista de La Janda; Salvar El Palmar; Plataforma Salvemos Valdevaqueros; Asociación de Amigos de  Gallocanta; WWF; jestem na pTAK; Kranichschutz Deutschland; ANA, Asociación Amigos de la Naturaleza; Primavera Andaluza; Asociación para el Estudio y la Defensa del Patrimonio Arqueológico; PELP!; SaveTheDogs; Asociación La Laja.