SUGERENCIAS AL PROYECTO «PSFV ARCOS DE LA FRONTERA 1»

ANA PRESENTA SUGERENCIAS  AL PROYECTO PLANTA SOLAR FOTOVOLTAICA “PSFV ARCOS DE LA FRONTERA 1” PROMOVIDO POR LA EMPRESA ABEI ENERGY CSPV TWO, S.L.  EN EL TÉRMINO MUNICIPAL DE MEDINA SIDONIA

ANA -Asociación Amigos  de  la  Naturaleza- ha presentado ante la Delegación Territorial de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía en Cádiz un escrito de Sugerencias e Información de carácter ambiental a la Memoria Resumen del proyecto PLANTA SOLAR FOTOVOLTAICA “PSFV ARCOS DE LA FRONTERA 1″ de 49.990,00 kWp, 40.200,00 kWn, promovido por la empresa ABEI ENERGY CSPV TWO, S.L. en el término municipal de Medina Sidonia y que se ha presentado para Consulta Previa.

Socios de ANA hemos examinado detenidamente la documentación presentada por la empresa, también hemos visitado la finca en cuestión, y como consecuencia de todo ello hemos elaborado nuestro escrito de sugerencias e información de carácter ambiental que tendrán que ser tenidas  en cuenta en la elaboración del Proyecto y en el Estudio de Impacto Ambiental.

En ANA entendemos que es inadecuado y metodológicamente imposible asegurar la viabilidad ambiental de esta instalación si no se une al efecto combinado y sinérgico que proyectos paralelos van a tener en la comarca de La Janda..

Hemos dejado claro que la contribución de la energía solar fotovoltaica a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero es algo necesario y que por tanto debemos fomentar, pero es del todo necesaria una planificación territorial y tecnológica que regule la implantación de este imprescindible recurso energético, su distribución ordenada, corregir impactos ambientales y sociales. Por ello desde ANA pedimos una moratoria hasta en tanto y en cuanto no se apruebe por parte de la Junta de Andalucía un Plan de Ordenación Territorial y Tecnológico.

Manifestamos que la ubicación elegida nada tiene que ver con el nombre, este dato y otros nos hace pensar que se estén tramitando proyectos tan importantes como éste con unas memorias técnicas que da la impresión que los técnicos que la suscriben ni siquiera han pisado la finca y tampoco se han preocupado nada por conocer datos esenciales de los terrenos, es más, parece que todo es un “Corta y Pega” de una “Memoria Tipo” que lo mismo sirve para una finca que para otra.

También tenemos muy claro que el documento que hemos podido consultar tiene una preocupante falta de contenidos e Informaciones básicas, e incluso se pueden encontrar algunas contradicciones. Otra cuestión es que hay una ausencia total de referencias a las determinaciones y afecciones del POTA,  POT La Janda y PGOU de Medina Sidonia.

Los problemas detectados en el documento son muy evidentes; La cartografía que se incluye es insuficiente y tiene muy poca calidad / detalle; No se localiza la subestación de conexión y se desconoce totalmente cual será el trazado de la línea soterrada de alta tensión. Hemos observado una contradicción entre las coordenadas que aparecen y su localización real. Se habla de una serie de áreas que no están suficientemente localizadas y delimitadas en el esquema incluido en la memoria.

Hemos informado sobre la necesidad de cumplir con todas y cada una de las disposiciones fijadas en la normativa urbanística de ámbito municipal: NNSS/PGOU. Y hemos pedido que el vallado perimetral de las instalaciones debe ser altamente permeable a la fauna silvestre y a los procesos ecológicos.

También hemos dejado constancia de nuestra preocupación por las cuestiones legales referente a la vida útil de la planta y hemos manifestado que sería necesario el cambio de clasificación urbanística de los terrenos de Suelo No Urbanizable a Suelo Industrial.

Para ANA es muy importante y así lo hemos plasmado en nuestro escrito que la instalación fotovoltaica debe compatibilizarse con la conservación de la biodiversidad y los usos tradicionales, como el pastoreo controlado y en especial permitir la recolección de espárragos, tagarninas, caracoles, etc., por parte de la población local que desde tiempo inmemorial ha estado realizado estas labores. También hemos dicho que se debe tener en cuenta la Estrategia de Paisaje de Andalucía que pone un énfasis especial en el paisaje como un activo para el desarrollo sostenible y la competitividad de Andalucía, capaz de contribuir a la creación de renta y empleo.

Finalmente hemos recordado en nuestro escrito, por su interés, las recomendaciones hechas públicas por la UNEF, Unión Española Fotovoltaica, manifestando que en la redacción definitiva de este proyecto se cumplan todas y cada una de ellas ya que, por lo que hemos visto, en la Memoria presentada la mayoría no se cumplen.

Y hemos terminado SOLICITANDO

– Una moratoria hasta en tanto y en cuanto no se apruebe por parte de la Junta de Andalucía un Plan de Ordenación Territorial y Tecnológico y así poder proteger dos bienes básicos que pueden estar amenazados: el suelo y el paisaje.

Que para la elaboración del Proyecto y el Estudio de Impacto Ambiental del  proyecto Planta Solar Fotovoltaica “PSFV ARCOS DE LA FRONTERA 1”, ubicado en el término municipal de Medina Sidonia, se tengan en cuenta las sugerencias e información que aportamos en nuestro escrito.

Y nos hemos puesto a disposición de la Junta de Andalucía en Cádiz para cualquier aclaración o explicación complementaria sobre las Sugerencias e Información que hemos expresado.

Manifiesto de la Plataforma para una Transición Ecológica Justa

ANA se adhiere y firma el Manifiesto elaborado por la Plataforma para una Transición Ecológica Justa, también ánima a sus socios a que lo apoyen al igual que hasta el momento han hecho más de 1200 personas, incluidos más de 250 investigadores y profesores universitarios, y por más de 150 organizaciones, asociaciones y colectivos. Estamos seguros que tras su difusión el apoyo será aún mayor.

El Manifiesto

Atravesamos una verdadera crisis global y la Emergencia Climática es únicamente uno de sus elementos, así como la pérdida de biodiversidad, agotamiento de los combustibles fósiles, erosión de suelos, escasez de agua… Hoy es más imprescindible que nunca luchar por una transición ecológica que nos podrá ayudar a construir un mejor punto de partida para la resistencia y la transformación de nuestras sociedades. Esta transición no puede limitarse a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), tiene que abordar un profundo cambio en lo económico, en lo político y en lo relativo a los modos de vida hoy hegemónicos.

Es en ese contexto en el que pretende enmarcarse el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-30 (en adelante PNIEC), que están llevando a cabo la Oficina Española de Cambio Climático y la Dirección General de Política Energética y Minas (Ministerio para la Transición Ecológica) como órganos de la Administración Pública española. Sin embargo, tras analizar el borrador disponible del PNIEC, que se encuentra en fase de tramitación, las asociaciones ecologistas y ambientales, colectivos sociales, investigadores y ciudadanía firmantes del presente manifiesto, consideramos que en su forma actual es insuficiente. El texto no garantiza una transición ecológica justa y democrática para el conjunto de la sociedad,  el territorio y la biodiversidad.

El PNIEC fomenta la industrialización del campo mediante la implantación de megacentrales de producción de energía renovable (solar y eólica), lo que implicaría convertir al mundo rural en productor de energía destinada a la exportación. De tomar esta decisión desde arriba e imponerla a través del PNIEC, estos territorios perderían la oportunidad de construir democráticamente un proyecto de futuro, además de ver cómo se destruiría su patrimonio natural y cultural. Los ejemplos de la Provincia de Guadalajara, del Norte de la Provincia de Granada o del istmo de Tehuantepec en el sur de México demuestran que los megaproyectos de energías renovables constituyen un nuevo extractivismo energético que castiga una vez más a las zonas menos favorecidas. Es profundamente injusto y paradójico que las comunidades campesinas, territorios periféricos y las comunidades rurales que son quienes menos se han beneficiado del desarrollo generado gracias a la utilización de sus recursos, (incluyendo los combustibles fósiles), tengan que llevarse (de nuevo) la peor parte de la transición energética que pretende ser sostenible pero que finalmente vuelve a reproducir las lógicas de expolio.

Además, este modelo beneficia a los grandes inversores y especuladores nacionales y extranjeros en detrimento de la eficiencia energética y del acceso a las energías limpias por parte de la ciudadanía. Y por si fuera poco limita el acceso a la red de las pequeñas instalaciones de autoconsumo. Todo esto para que ni siquiera se cumpla con los objetivos de reducción de emisiones del Acuerdo de París firmado por el Gobierno Español en 2018.

El PNIEC no puede ser el mecanismo por el que los mismos actores (principalmente las grandes empresas energéticas) que nos han llevado a la actual emergencia climática, aprovechándose de las oportunidades que genera esta crisis, puedan enriquecerse más aún, sin solucionar realmente el problema, y generando otros nuevos con un impacto irreversible que compromete una vez más nuestro futuro.

Por lo tanto, consideramos que para una transición ecológica justa el PNIEC debe garantizar los siguientes objetivos:

  • El desarrollo de un modelo energético distribuido que priorice el autoconsumo y las comunidades locales de renovables.
  • Un modelo energético no especulativo que desligue la producción de energía de las dinámicas de máxima rentabilidad y que incentive la economía local.
  • Un modelo basado en la reducción del consumo de materiales  y en el ahorro y eficiencia energéticos.
  • El desarrollo de un nuevo diseño urbano a través de la integración de las renovables y la eficiencia energética en los edificios y el transporte.
  • La preservación de los suelos agrícolas y ganaderos para asegurar la soberanía alimentaria. 
  • La conservación de la biodiversidad en todo su ámbito, no sólo en los espacios protegidos, asegurando la conectividad ecológica de las poblaciones y la integridad funcional de los ecosistemas.
  • El mantenimiento del territorio, modos de gestión tradicionales y paisaje de la España Poco Poblada (mal llamada España vacía) ya que son un recurso de vital importancia para sus habitantes, para atraer a potenciales nuevos pobladores, y la base para dinamizar el territorio, desarrollar su tejido social y regenerar su autonomía material. Todo ello conservando su integridad ecológica.
  • La concreción de las vías de financiación de las medidas que contiene el propio plan y la exposición pública de la concreción espacial del plan, que señale previamente los territorios que se verían afectados por su medida y que permita a los habitantes de los mismos decidir democráticamente sobre su pertinencia o deseabilidad.

Para conseguir el cumplimiento de estos objetivos el PNIEC debe:

  • Fomentar un modelo distribuido basado en aproximar la generación de energía a los centros de consumo y en la gestión de la demanda, ahorrando inversiones, costes y abaratando el precio de la energía para la población.
  • Favorecer proyectos de energía colaborativa con la participación de la ciudadanía en los mercados energéticos a través de las “comunidades de energías renovables”, de las “comunidades ciudadanas de energía” y de la municipalización de las redes de distribución de baja tensión.
  • Fomentar la flexibilidad del sistema eléctrico a través del autoconsumo en los tejados de edificios públicos, de polígonos industriales y viviendas. Todo ello para lograr la descarbonización a través de la autosuficiencia energética.
  • Fomentar la economía circular, priorizando el uso de materiales de larga vida útil, optimizando su reparación, reutilización y reciclaje máximos, así como  minimizando la generación de residuos en todas las fases de producción, distribución y consumo de los mismos y reduciendo la huella ecológica de todos los procesos implicados.   
  • Garantizar la reducción del consumo energético de manera generalizada y los consumos básicos para que toda la población goce de una vida digna. Dado que la pobreza energética es el resultado de bajos ingresos y altos costes energéticos, la medida más efectiva para luchar contra ella es el fomento de la eficiencia energética de viviendas, mediante la puesta en marcha de un Plan Público de Rehabilitación y Eficiencia Energética, transformando nuestras viviendas y naves industriales en edificios de consumo casi nulo en 2050. Con los actuales objetivos del PNIEC esto se conseguiría dentro de 200 años.  
  • Para evitar un mercado especulativo, el mecanismo de subastas de energía renovable no debe permitir a los adjudicatarios vender sus derechos sin instalar ni un solo kW. Se debería supervisar y regular que los adjudicatarios puedan asociarse con fondos de inversión, eléctricas o fabricantes, para financiar la inversión que sólo ellos no podrían ejecutar.  
  • Asegurar el Derecho a que los pequeños proyectos de renovables queden exentos de participar en licitaciones, que se simplifique su tramitación administrativa y que en las subastas se permita la participación no discriminatoria de pequeños actores y entes locales, sin medidas retroactivas.
  • Hacer una planificación de áreas de exclusión para la instalación de energías renovables (solar, eólica, tendidos eléctricos asociados…) teniendo en cuenta los Territorios Agrarios Históricos (TAH) y los Suelos de Alto Valor Agrológico (SAVA). 
  • Fomentar una agricultura y ganadería ecológica, sostenible, extensiva y no dependiente de inputs externos de fertilizantes y herbicidas, recuperando los usos tradicionales, mucho más eficientes, productivos y sostenibles en nuestro suelo y nuestro clima que la agricultura y ganadería industrial.
  • Elaborar un Plan de Áreas de Exclusión para la instalación de energías renovables (principalmente eólica, solar y tendidos eléctricos asociados), con cartografía pormenorizada de todo el territorio en función de la distribución y abundancia de la biodiversidad, calidad paisajística, suelos de alto valor agrológico y otros aspectos patrimoniales potencialmente afectados, clasificando el territorio entre zonas aptas y no aptas, con criterios definidos y cuantificables que serán incluidos en el PNIEC.
  • Para la elaboración del Plan de Áreas de Exclusión por motivo de biodiversidad es necesario la obtención de información ambiental actualizada y completa sobre la distribución, tendencia, abundancia y estatus de conservación de la biodiversidad potencialmente afectada por estas infraestructuras en todo el territorio estatal. Hay que tener en cuenta que la mayor parte de la información disponible actualmente está anticuada o incompleta debido a la falta de financiación de las administraciones públicas para el seguimiento de la Vida Silvestre.
  • El PNIEC definitivo debe incluir este Plan de Áreas de Exclusión, implantando una moratoria en la aprobación en las Declaraciones de Impacto Ambiental hasta que la elaboración de la información ambiental actualizada esté realizada. Con ella se podrá diseñar y elaborar el Plan de Exclusión y finalmente aprobar el PNIEC.
  • En ningún caso ha de ser un objetivo del PNIEC simplificar el proceso administrativo de evaluación de impacto ambiental, sino al contrario. Dado que ya ha sido cuestionada su efectividad, se debe aumentar la exigencia en la calidad, duración e intensidad de los trabajos de campo de los Estudios de Impacto Ambiental.
  • El PNIEC debe tener como objetivo garantizar la conservación de la biodiversidad existente, y no pretender compensar el daño causado por el plan mediante medidas compensatorias o medidas adicionales como la creación de nuevos espacios para la conservación.
  • El PNIEC debe basarse en el Principio de Precaución (cautela), ya que consideramos que el riesgo de daño ambiental sobre la biodiversidad  no puede ser conocido previamente, porque no se pueden conocer los efectos a mediano y largo plazo, y por lo tanto, no se pueden adoptar las medidas para neutralizarlo. 

El grado de madurez actual de la sociedad española en materia medioambiental es el mayor de nuestra historia. Esto, unido al desarrollo y abaratamiento de la tecnología asociada a las energías renovables, hace que nos encontremos ante una oportunidad histórica para cambiar nuestro modelo energético y de consumo hacia un modelo descarbonizado, distribuido, barato y respetuoso con el medio ambiente en un sentido amplio, es decir, aspiramos a conseguir una Transición Ecológica Justa.  

Para ello se necesitan políticas valientes contra el cambio climático. La primera de ellas debe ser revisar el PNIEC incluyendo las medidas que establecen las Directivas Europeas de eficiencia energética de edificios, de energías renovables, del mercado interior de la electricidad y el Reglamento de Gobernanza de la Unión de la Energía y de la Acción Climática y comprometerse a incorporarlas al ordenamiento jurídico. Pero además es absolutamente necesario que el PNIEC asegure nuestra soberanía alimentaria, la posibilidad de tomar decisiones sobre cómo vivir en el territorio, y la conservación de nuestro patrimonio cultural y natural.

Por todo ello y ante la ambigüedad y falta de concreción de la actual redacción del PNIEC, los abajo firmantes decimos que ASÍ NO se podrá conseguir llevar a cabo una Transición realmente Ecológica, Justa y Democrática.

Plataforma para una Transición Ecológica Justa

www.transicionecologicajusta.org

manifiesto@transicionecologicajusta.org

twitter: @Plat_T_EcoJusta

Participación en distintos eventos de la COP25

Socios de ANA hemos participado en los distintos eventos que se han desarrollado en Madrid con motivo de la celebración de la COP25, Conferencia 2019 de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se ha celebrado en Madrid pero bajo presidencia chilena, con la intención de alcanzar acuerdos y compromisos entre naciones para combatir los efectos del cambio climático.

Así participamos en la multitudinaria manifestación del viernes 6 de diciembre en la que decenas de miles de personas provenientes de toda España y de otros muchos países, junto a organizaciones, colectivos y comunidades indígenas venidos de todo el mundo, exigimos a los mandatarios reunidos en la COP 25 que adopten medidas urgentes y efectivas para evitar la catástrofe que se nos avecina.

La Emergencia Climática es ya una realidad dramática.

Algunos comenzamos la marcha junto a la Estación de Atocha en compañía de compañeros de Ecologistas en Acción y terminamos junto a los Nuevos Ministerios en el Paseo de la Castellana donde nos juntamos con otros socios que habían empezado desde otro punto, allí pudimos asistir junto al gran escenario montado a las intervenciones realizadas en nombre de las organizaciones convocantes, Fridays for Future, Alianza por el Clima, Alianza por la Emergencia Climática, 2020 Rebelión por el Clima, Cumbre de los Pueblos, Sociedad Civil por la Acción Climática (SCAC) y Minga Indígena, así como a varias actuaciones como la de Macaco y Amaral, entre otros artistas.

La manifestación con el lema “Desde Santiago a Madrid, el mundo despertó” y secundada por más de 500.000 personas, fue calificada como “un rotundo éxito” y “una movilización histórica ciudadana”. Una movilización masiva que ha gritado que la sociedad civil ha despertado, que la emergencia climática y ecológica ya no se puede negar y que tenemos que actuar para afrontar la crisis.

También hemos participado junto a activistas por el clima y el cambio del modelo energético y social en diferentes eventos y talleres de la Cumbre Social por el Clima, la conocida como la Cumbre de los Pueblos, que ha reunido a cientos de colectivos, con una fuerte presencia de pueblos latinoamericanos e indígenas, desde el 7 al 13 de diciembre en la Universidad Complutense de Madrid (Campus Ciudad Universitaria) y en el Espacio de Convergencia de Hortaleza 88.

Y también pudimos acreditarnos y así poder visitar la “Zona Verde – Acción por el clima de la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático, COP25” en instalaciones de IFEMA, donde el protagonismo lo han adquirido grandes empresas, parece que con la intención de publicitar medidas para alcanzar los objetivos necesarios para minimizar los efectos del cambio climático. Algunas de las empresas han presentado acciones concretas para la reducción de sus emisiones de carbono.

Nos ha congratulado la actitud de algunas empresas que han puesto de manifiesto la evidencia de la importancia de la economía circular como motor de cambio. Ha sido este uno de los ámbitos en el que han coincidido varias de las empresas que aquí han participado, el del importante aporte de la economía circular a la adaptación y la mitigación del cambio climático desde la actividad empresarial. La reducción de emisiones, la eficiencia energética, el ahorro de agua y la prevención de residuos son algunas de las principales aportaciones de la economía circular para frenar el avance de la crisis climática y evitar los peores escenarios que auguran distintas predicciones. La economía circular supone un cambio cultural en el sistema productivo y de consumo: la única salida posible para afrontar la falta de recursos y reducir el impacto ambiental de la actividad económica, creando valor y empleo. Por ello las empresas deben afrontar la lucha contra el cambio climático como una oportunidad de mejora y adaptación a un ecosistema de economía circular.

Y de Madrid nos hemos venido satisfechos por la experiencia vivida y por el nivel de conciencia y movilización que hemos visto y vivido en la lucha contra el Cambio Climático, aunque también entristecidos y enfadados con los dirigentes políticos y representantes de 200 países porque no han logrado impulsar la acción climática como se esperaba, debido a la falta de voluntad de los principales países emisores de CO2 de adquirir nuevos compromisos de reducción.

Esperemos que para la próxima cumbre en 2020 puedan alcanzar los acuerdos necesarios para estar a la altura de las exigencias que se demandan y de la gravedad de la situación de Emergencia Climática en la que estamos inmersos.

HUELGA MUNDIAL POR EL CLIMA

El próximo día 27 de septiembre se va a celebrar la primera huelga por el clima. Se trata de un evento de nivel mundial que pretende llamar la atención a los gobernantes, empresas, agentes socioeconómicos y ciudadanía en general sobre la necesidad de tomar medidas urgentes para hacer frente al cambio climático. El momento en el que nos encontramos es crucial, ya que estamos a las puertas de una crisis climática sin precedentes en la historia de la humanidad y está en juego el futuro de las generaciones actuales y venideras.

En defensa del futuro, de un planeta vivo y de un mundo justo, desde ANA nos sumamos a la convocatoria internacional de huelga mundial por el clima, una movilización que será, huelga estudiantil, huelga de consumo, movilizaciones en los centros de trabajo y en las calles, cierres en apoyo de la lucha climática,… e invitamos a todos nuestros socios, simpatizantes y seguidores a secundar esta convocatoria y a sumarse a las distintas movilizaciones que sucederán el 27 de septiembre, y en concreto a la manifestación convocada por los Colectivos de Cádiz por el Clima a las 19,00 horas en la Plaza San Juan de Dios en Cádiz capital.

Movilizaciones de jóvenes

ANA se une a las movilizaciones de jóvenes en defensa del clima

En los últimos meses, los jóvenes de Europa han celebrado concentraciones cada viernes para exigir el cumplimiento de los acuerdos para frenar el Cambio Climático.

Juventud x el Clima es una de las entidades que participa en esta protesta y ellos han elaborado un manifiesto http://juventudxclima.es/manifiesto/ en el que, entre otras cosas, dicen:

“Nos encontramos en un momento clave de nuestra historia. En el último mes, hemos sido testigos de cómo el planeta batía records en concentraciones atmosféricas de CO2, se encontraban montañas de plásticos a miles de metros de profundidad en los océanos y de los terribles resultados del informe del Panel Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES) sobre la perdida irreversible de biodiversidad global. ¿Es esta la historia que queremos contar a nuestros hijos? ¿Es este el legado que nos queréis dejar?”

«Nos jugamos mucho, nos jugamos nuestro futuro. Si los políticos no hacen nada, haremos que nos oigan. La situación es extrema: la crisis ecológica se ha agudizado en los últimos años, y ya no hay rincón del planeta que sea ajeno a esta urgencia».

Estos jóvenes han sabido expresar de forma muy clara las principales razones y argumentos.

– «La inacción de los gobernantes y la pasividad de parte de la sociedad supone un coste enorme, por lo que hacen falta cambios profundos en un modelo económico cuya principal víctima somos nosotros mismos».

– «No se trata solo de cambiar las bombillas, sino el modelo económico».

–  «Nuestros líderes políticos nos han fallado. Dicen que aman a sus hijos por encima de todo, pero les están robando su futuro ante sus propios ojos».

–  «Necesitamos esperanza, pero lo único que necesitamos más que la esperanza es la acción. Busquemos la acción y encontraremos la esperanza».

Desde ANA vemos estas movilizaciones como un síntoma de cambio, entendemos que los políticos y gobiernos tendrán que dar respuestas y que la sociedad en su conjunto terminará por comprometerse de una vez por todas con el futuro de un planeta libre de amenazas, por eso apoyamos estas movilizaciones y animamos a nuestros jóvenes socios y simpatizantes a participar en los “Viernes por el futuro” al igual que millones de jóvenes ya hacen en los «Fridays for future»  a nivel mundial.

Reunión del Programa para la Gestión Costera

Hoy hemos participado en Barbate, junto con otros agentes sociales de la comarca, en una reunión del Programa para la Gestión Costera de la Provincia de Cádiz, un proyecto que está llevando a cabo el Área de Desarrollo Sostenible de la Diputación, a través de la Agencia Provincial de la Energía.


La reunión se ha celebrado en el edificio de la Lonja Vieja.

Se trata de un proyecto, que cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, cuyo objetivo es integrar la adaptación al cambio climático en la planificación y gestión local de la costa gaditana. Cuenta con dos líneas de trabajo diferenciadas, una con las entidades locales de los municipios litorales de la provincia de Cádiz y otra con los agentes sociales del territorio afectado.

Según nos informaron los técnicos de la Diputación, la línea de trabajo con los agentes sociales se centra ahora en una primera fase en conocer los recursos actualmente disponibles para desarrollar conciencia y divulgar los ecosistemas litorales y el cambio climático. Más tarde, en una segunda fase, se facilitará a los mismos cierto material divulgativo para que cada uno, en su campo de acción, trabaje los conceptos mencionados.

A lo largo del encuentro con técnicos de la Diputación Provincial hemos podido dar nuestra opinión y exponer propuestas. Hemos manifestado que para nosotros la principal herramienta para integrar la adaptación al cambio climático en la planificación y gestión local de la costa gaditana es, sin lugar a dudas, la ordenación del territorio.

En este sentido y como medidas concretas hemos propuesto:

-El apoyo incondicional de la Diputación y de todos los Municipios litorales al Plan de Protección del Corredor Litoral de Andalucía, el cual debe superar urgentemente los problemas administrativos que llevaron a su anulación.

-Un compromiso firme y permanente de la Diputación, y de todos y cada uno de los Municipios litorales de la provincia, para no urbanizar el litoral y para evitar su uso especulativo. Hay que destacar en este sentido actuales, y de forma negativa, los proyectos que pretenden llevar a cabo tanto el Ayuntamiento de Barbate, como el de Vejer de la Frontera.

-La creación de espacios naturales protegidos marítimo-terrestres en Castilnovo (Conil de la Frontera) y Mangueta (Vejer de la Frontera).

-Medidas para impedir la proliferación de construcciones ilegales, especialmente en los municipios de Barbate y Vejer de la Frontera. 

-La eliminación de las instalaciones fijas en el Dominio Público Marítimo Terrestre y en sus zonas de servidumbre y de protección. Acabar con la consolidación de los «chiringuitos» permanentes sobre las arenas de las playas.

Como suele ser habitual en este tipo de convocatorias, al final de la reunión nos hemos ofrecido no sólo a participar en futuros encuentros, sino a que se cuente con nosotros para colaborar tanto con la Diputación como con los Municipios costeros de La Janda en la consecución de los objetivos del programa.

Muchas gracias por vuestro apoyo

Asunto: Muchas gracias por vuestro apoyo en la defensa de la Directiva Marco del Agua

De    Rafael Seiz Puyuelo

Destinatario Cco info@analajanda.org

Fecha        Mié 14:55

Estimados amigos,

Os escribo hoy, justo después de terminar nuestra rueda de prensa para presentar ante los medios de comunicación, la posición conjunta en defensa de la Directiva Marco del Agua y el amplio consenso que ésta ha recogido desde la sociedad civil. 136 entidades y organizaciones, que representan amplios sectores y ámbitos de la sociedad como son agricultores y regantes, usuarios recreativos del agua, pescadores, cazadores y deportistas, grupos de investigación y científicos, operadores de abastecimiento y saneamiento, organizaciones para la defensa del medio ambiente, sindicatos obreros y uniones de trabajadores, organizaciones de consumidores, entidades en defensa del agua pública y el derecho humano al agua, etc. han mostrado su apoyo y compromiso en defensa de esta Directiva.

Desde WWF España consideramos este consenso un hito y un verdadero éxito social en defensa de la norma europea, única en el mundo, para defender, proteger y mejorar el estado de los ríos, humedales y acuíferos. A estas alturas todos conocéis la importancia del momento en el que nos encontramos. En pleno proceso de evaluación y revisión de la Directiva Marco del agua, desde la sociedad civil estamos mandando un mensaje muy claro de que no hay que modificar esta norma y que los esfuerzos deben dirigirse a aplicarla con convicción y compromiso. Así se lo vamos a hacer saber a las autoridades nacionales y las europeas, a las que vamos a trasladar este mensaje de unidad en defensa de esta norma imprescindible para la naturaleza y las personas. Os mantendremos informados de los próximos pasos que demos en este sentido.

No me queda nada más que agradeceros todo vuestro apoyo y ayuda en esta iniciativa. Os adjunto la posición conjunta, el documento técnico de apoyo a nuestros argumentos en defensa de no modificar la Directiva Marco del Agua y la nota de prensa que hemos propuesto para mandar a los medios y dar difusión a esta iniciativa. A partir de hoy, día 13 de febrero a las 13:00, podéis difundir todos estos materiales en vuestras webs, redes sociales o los canales de comunicación que consideréis más adecuados. Espero que este consenso conseguido sea el punto de inicio de un trabajo conjunto en temas de agua en España, en los que la sociedad civil tenemos muchas cosas que aportar.

Os mando un fuerte abrazo y estoy a vuestra disposición,

Rafa

Rafael Seiz Puyuelo

Programa de Agua y Alimento

WWF España

Gran Vía de San Francisco, 8. Esc D

28005 Madrid. España

http://www.wwf.es

 

Más de 1.250 organizaciones contra el fracking

FrackdownMás de 1.250 organizaciones civiles y plataformas ciudadanas de 64 países han firmado una carta dirigida a los líderes mundiales, entre ellos al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, en la que piden que rechacen el fracking, apoyen su prohibición y lo expresen en acuerdos internacionales, como el que se negociará en la próxima cumbre mundial sobre el clima, que se celebrará en París del 30 de noviembre al 11 de diciembre.

 

Mariano Rajoy Brey

Presidente del Gobierno

Complejo de la Moncloa, Avda. Puerta de Hierro, s/n.

28071 Madrid (España)

11 de noviembre de 2015

Estimado Sr.:

Se acerca la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Paris (COP21) y queremos pedirle que tome una acción decisiva; no sólo a partir del establecimiento de objetivos para la reducción de emisiones, sino también, confrontando explícitamente la necesidad fundamental, basada en la ciencia, de mantener los combustibles fósiles bajo tierra. Concretamente, le solicitamos que rechace la fractura hidráulica (fracking) y el uso de acidificación para la producción de petróleo y gas natural y toda la infraestructura relacionada con estas técnicas. Usted debe tomar medidas para realizar una transición radical hacia un futuro con energía 100% renovable, y necesaria para remediar el calentamiento global y contar con una garantía para la estabilidad del clima.

El pasado diciembre, el Gobernador Cuomo de Nueva York, finalizó una revisión sobre los impactos del fracking en la salud que se tradujo en la prohibición de esta práctica en el estado de Nueva York. Esta decisión siguió el ejemplo de países como Francia y Bulgaria que también han prohibido el fracking. Esta medida es una respuesta a la cada vez más grande evidencia científica sobre los impactos negativos del fracking, que incluyen la contaminación del aire y agua, problemas en la salud pública, y terremotos, sin contar con los impactos significativos de la minería para arenas de fracturamiento, oleoductos y otros proyectos de infraestructura en las comunidades, el medio ambiente y la salud pública en general.

Con respecto a los impactos climáticos, es cierto que la quema de gas natural produce menos dióxido de carbono que la quema de carbón o petróleo. Por esta razón, el gas proveniente del fracking ha sido promovido como favorable para el clima y considerado un “combustible de transición [1]”. Sin embargo, la realidad es que el gas proveniente del fracking es la transición hacia el caos climático sin un horizonte de salida. Hay tres razones básicas para ello.

En primer lugar y principalmente, un aumento en el uso de gas natural en el sector de la electricidad, no sólo desplaza a otros combustibles fósiles, sino también desplaza soluciones más limpias, como la eólica, la solar y la eficiencia energética. Estas soluciones son fundamentales para enfrentar el desafío climático, aún así, el fracking y la infraestructura energética expandida basada en el gas continuará impidiendo su desarrollo.

En segundo lugar, a más gas natural, más metano, un potente gas de efecto invernadero que se fuga más de lo esperado de pozos y tuberías [2]. Como consecuencia, el aumento de emisiones de metano provenientes del uso de gas natural en lugar de otros combustibles fósiles desplaza, y puede superar, la disminución de dióxido de carbono (CO2) utilizado que justifica el uso de gas natural.

Tercero, dejando de lado los problemas de la industria con relación a la fuga de metano y enfocándonos solamente en el CO2, la extracción y quema de gas proveniente del fracking nos amenaza con la liberación significativa de más CO2 de lo que el mundo puede permitirse. Para evitar los efectos irreversibles del cambio climático, casi todo el gas natural que podría ser extraído por medio del fracking debe permanecer bajo tierra sin ser quemado. Ese es el caso, incluso, si se tomara una acción global decisiva para disminuir el uso de petróleo y carbón.

Para ilustrar este último punto, es ampliamente aceptado que no más de un tercio de las reservas probadas de combustibles fósiles pueden ser consumidas antes del año 2050, si queremos tener una mayor posibilidad de evitar los 2ºC de calentamiento global. Sin embargo, estas estadísticas subestiman el problema de dos maneras. Primero, sólo se basan en las reservas probadas – sin contabilizar la mayor parte del gas proveniente del fracking, el petróleo del Ártico y el petróleo de arenas bituminosas que ahora están en la mira. Casi todo este petróleo y gas debe permanecer bajo tierra. Segundo, la estimación de las reservas probadas de combustible sin quemar deriva de la ciencia sobre el clima que ha quedado obsoleta, y el umbral de 2º es demasiado permisivo. Los científicos del clima son claros cuando dicen que incluso superando los 1,5º de calentamiento global los impactos serán inaceptables, particularmente en el Sur Global.

En otras palabras, si hemos de mantener la estabilidad de nuestro clima y la salud del planeta no podemos seguir caminando por un camino energético basado en los combustibles fósiles. A pesar de este hecho, los grandes intereses han logrado convencer a muchos gobiernos de que el gas de esquisto proveniente del fracking es un inofensivo “combustible de transición” hacia energías renovables. Este es un punto de vista peligroso y extremadamente erróneo.

El mundo se enfrenta a una crisis climática que ya ha traído impactos devastadores y que se espera escalará a niveles catastróficos sin no se toma una acción rápida. El fracking es la inacción, y va en la dirección opuesta del desarrollo de sistemas energéticos sostenibles accesibles a todos y basados en la utilización eficiente de los recursos energéticos seguros, abundantes, asequibles y renovables, sujetos a condiciones y limitaciones regionales.

En la cumbre del clima en París, debe quedar claro que fracking para el gas de esquisto, gas compacto, el metano en capas de carbón y petróleo apretado, así como otros métodos de extracción extrema de combustibles fósiles, son incompatibles con la estabilidad climática. Le pedimos que apoye la prohibición del fracking y los procesos relacionados con el mismo, tanto en las políticas nacionales como en los relativos a los acuerdos internacionales, y hacer explícita la necesidad de maximizar la cantidad de combustibles fósiles que deben mantenerse bajo tierra y sin quemar.

 

El cambio climático no dejará de tocar ninguna parte del mundo

IPCC-logoGrupo de Expertos de Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC).

El pasado domingo 2 de noviembre, el Grupo de Expertos sobre Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC), presentó su último informe de síntesis, escrito por miles de científicos.

El grupo ha estado una semana en Copenhague trabajando junto a representantes de todos los países en la publicación de este último informe de síntesis que reúne las contribuciones de los tres grupos de trabajo del lPCC: bases físicas, impactos adaptación y vulnerabilidad y mitigación del cambio climático.

Los datos son claros. El cambio climático, provocado por las grandes emisiones de CO2 a la atmósfera por la actividad humana, es una realidad y sus impactos ya se han generalizado en todos los continentes y océanos y empeoran rápidamente.

En otras palabras, «el cambio climático no dejará de tocar ninguna parte del mundo», según palabras del presidente de la IPCC, R.K. Pachauri.

España es uno de los países más vulnerables. En Canarias, por ejemplo, ya son evidentes los impactos en sus mares y recursos pesqueros: el aumento de temperaturas y la acidificación de los océanos tiene consecuencias negativas en los ecosistemas. Ya se han detectado más de treinta especies de peces de procedencia tropical, disminución de la producción primaria y la presencia de microorganismos tropicales tóxicos.

Los científicos pronostican para toda la zona del Atlántico aumento de las inundaciones y de los vientos en invierno, sin olvidar de que la tasa de subida del nivel global del mar ha sido de 3,2 mm/año entre 1993 y 2010, el ritmo de la elevación del nivel del mar ha sido superior al de décadas anteriores. Todas las islas se ven afectadas por esta subida.

Entre los años 2000 y 2010, las emisiones de gases de efecto invernadero crecieron más rápido que antes. ¿La razón? Seguimos quemando carbón, petróleo y gas. Sin embargo el consejo que dan los científicos para el clima es claro: tenemos que acabar en su totalidad con las emisiones de CO2 producidas por las actividades del hombre.

 

REDUCE – REUTILIZA – RECICLA

REDUCE – REUTILIZA – RECICLA

Construye un Planeta limpio, administrando sus recursos y conservando el medioambiente.

¡CUIDA TÚ PLANETA!

Un alto porcentaje de nuestras basuras y desechos se pueden REDUCIR – REUTILIZAR Y RECICLAR, disminuyendo el impacto ambiental, ayudando a gestionar mejor las reservas agotables del Planeta (materiales y energía) y generando menos gases contaminantes entre ellos CO2

Si «REDUCIMOS» la basura disminuimos vertederos y por consiguiente generaremos menos CO2 a la atmósfera, reduciendo el impacto en el medio ambiente.

Si «REUTILIZAMOS» alargamos la vida útil de muchos artículos, aprovechando mejor la inversión en materia prima y energía utilizada en ellos.

Si «RECICLAMOS», muchos materiales retornan a la cadena de producción como materia prima, ahorrando en el consumo de nuevos recursos, o sea estaremos gestionando mejor las reservas del Planeta.

1ª-R

R E D U C I R  –          (Generar menos basura)

Si Reducimos el problema de la basura, disminuimos el impacto en el medio ambiente.

“Si compro y consumo mucho… más basura genero y mas residuos produzco”

Debemos consumir de forma racional. No perdamos la cabeza comprando compulsivamente, impulsados por estrategias de marketing comercial o absurdas y efímeras tendencias pasajeras.

– Ayuda a conservar los recursos naturales,

– Disminuye la contaminación del Aire y el Agua.

– Disminuye los desechos, y…

– Baja los costes en el proceso de recolección y destino final de los desperdicios.

La reducción puede realizarse en 2 niveles: reducción del consumo de bienes o de energía. De hecho, actualmente la producción de energía produce numerosos desechos (desechos nucleares, dióxido de carbono,…)

Este es el Objetivo:

– Reducir o eliminar la cantidad de materiales destinados a un uso único (por ejemplo, los embalajes).

– Adaptar los aparatos en función de sus necesidades (por ejemplo poner lavadoras y lavavajillas llenos y no a media carga).

– Reducir pérdidas energéticas o de recursos: de agua, desconectar aparatos eléctricos en «stand by», conducción eficiente, desconectar transformadores, etc.

– Reducir la emisión de gases contaminantes, nocivos o tóxicos evitará la intoxicación animal o vegetal del entorno si llega a cotas no nocivas.

Países europeos trabajan con una importante política de reducción de la basura, considerando La basura es alimento «para la tierra». Producir productos sin contaminantes (100% biodegradables), es una importante tarea, para evitar o por lo menos reducir al máximo su impacto en el medioambiente una vez finalice la vida útil de cada producto.

2ª-R

R E U T I L I Z A R    –       (Volver a usar)

“Si reutilizamos objetos, menos basura producimos y menos recursos del planeta gastamos”

Si damos la máxima utilidad a las cosas, sin necesidad de destruirlas o deshacernos de ellas, muchos materiales pueden resultar útiles para otras cosas extendiendo su “vida útil”.

Reutilización:

Segunda «R» muy importante, porque también reduce el impacto en el medio ambiente, indirectamente.

Si «reutilizamos» un objeto podemos darle una segunda vida útil. Todos los materiales o bienes pueden tener más de una vida útil, bien sea reparándolos para un mismo uso o con imaginación para un uso diferente.

Ejemplos: Utilizar la otra cara de las hojas impresas. Rellenar botellas, reutilizar la madera de los palets…

3ª-R

R E C I C L A R(Clasificar los materiales para usarlos varias veces)

Es separar los distintos tipos de basura. Consiste en usar los materiales una y otra vez, para hacer nuevos productos y de esta forma reducimos y gastamos menos recursos naturales agotables.

Por ejemplo, separando:

Plástico; Papel; Latas de aluminio; Metales; Vidrio; Materia orgánica…

Ésta es la “R” más popular debido a que el sistema de consumo actual ha preferido usar envases de materiales reciclables (vidrio, plásticos y bricks).

Por ejemplo, el vidrio y la mayoría de plásticos se pueden reciclar calentándolos hasta que se funden, y dándoles una nueva forma. Es como utilizar algo desde su inicio. En el caso del vidrio en concreto, el ciclo de reciclaje es infinito: de una botella se obtiene otra botella.