Declaración de territorios libre de FRACKING

Desde ANA, hacemos un llamamiento a los Alcaldes y Concejales de los Ayuntamientos de La Janda, especialmente a los de Alcalá de los Gazules, Barbate, Benalup Casas Viejas, Medina Sidonia y Vejer de la Frontera, para que convoquen sesiones plenarias y aprueben:

La declaración de sus términos municipales como territorios libre de FRACKING. Compromisos de oposición municipal a la práctica del FRACKING. Dar traslado de estos acuerdos a representantes políticos y a todas las administraciones e instituciones públicas en solicitud de acuerdos semejantes. Y a solicitar del Gobierno y del Parlamento español la promulgación de una Ley que prohíba en España la extracción de gas mediante el método de fractura hidráulica.

ANA, hoy 18 de marzo de 2013, ha firmado un escrito dirigido al Gobierno de España.

Hemos solicitado, que debido a las graves consecuencias medioambientales que acarrea el método de extracción conocido como fractura hidráulica, se inicien los trámites legislativos pertinentes para que se prohíba la utilización de esta técnica en cualquier explotación de nuestro país.

En dicho escrito hemos puesto de manifiesto que las consecuencias documentadas de este método de extracción incluyen:

- Contaminación de las aguas subterráneas

- Contaminación de tierras y aguas superficiales

- Contaminación del aire

- Pequeños terremotos

- Ruidos e impactos visuales

- Entre otros

Igualmente hemos dicho que pensamos que los beneficios sociales que produce la extracción del gas de pizarra no justifican el riesgo que supone para el Medio Ambiente que se utilice una técnica tan peligrosa.

Por todo ello hemos pedido que se prohíba el “fracking” como se ha hecho en Francia, para evitar el daño que puede causar el inicio de explotaciones de este tipo en varias zonas de España y entre ellas en la comarca de La Janda.

NO fractura hidráulicaANA piensa que es importante que el Congreso de los Diputados prohíba en España la extracción de gas mediante el método de fractura hidráulica debido a:

-Que el “fracking” o fractura hidráulica, es un método de extracción que perfora a varios cientos de metros de profundidad en vertical y después hace lo propio en horizontal, reventando la piedra mediante una inyección de agua con arena y una serie de aditivos químicos, que son los que incluyen el componente de riesgo de contaminación.

-Que esta técnica se ha utilizado ampliamente en Estados Unidos para extraer gas natural y se han documentado numerosas pruebas sobre las graves consecuencias que acarrea para los acuíferos, las cuencas de los ríos, la salud de los habitantes, las explotaciones agrícolas y ganaderas y la fauna y flora de los terrenos afectados.

-Que estas graves consecuencias han llevado a que esta práctica se haya prohibido ya en varios países como por ejemplo en Francia.

-Que no queremos que se gasten millones de litros de nuestra agua, ni asumir la contaminación y los desechos generados.

-Que no queremos que cientos de hectáreas de nuestro más preciado suelo se conviertan en pozos de extracción y depósitos.

-Que no queremos que se lleve a cabo una transformación y destrucción de nuestro paisaje.

-Que no queremos tener que sufrir una pérdida de biodiversidad, como consecuencia de pérdida de flora y muerte de animales.

-Que no queremos que se destruya nuestro medio ambiente, ni que se produzca contaminación atmosférica tóxica y tampoco fuga de gases de efecto invernadero.

-Que no queremos que nuestras casas, en una zona ya de por si vulnerable, sufran el más que probable riesgo de incremento de la actividad sísmica.

-Que no queremos que a nuestra costa se lucren organizaciones empresariales especuladoras y sin escrúpulos.

-Y especialmente a que no queremos que se ponga en riesgo nuestra salud con la liberación de residuos altamente tóxicos, muchos de ellos cancerígenos, otros muta-génicos y otros con efectos sobre la reproducción.

Por todo ello también hacemos un llamamiento a todos nuestros socios, simpatizantes, familiares y ciudadanía en general a que se manifiesten en tal sentido haciendo llegar su oposición al fracking tanto a nuestros representantes políticos como a administraciones e instituciones públicas porque por encima de todo está NUESTRA SALUD.