CASTILLO DE VEJER

CASTILLO DE VEJER

C/ Guzmán el Bueno nº 7, Vejer de la Frontera.

Estilo y Época

Diversas épocas y estilos. Desde el s. IX al s. XII, aunque con diversos añadidos del s. XVII. La zona de vivienda debe ser de los siglos XVI y XVII.

Castillo de Vejer 2

Descripción

El castillo se encuentra en la cota más alta de la población. Podría catalogarse en el grupo de “castillos estratégicos menores” (Guitart). Presenta planta rectangular, de 74 por 22 m, con dos torres rectangulares en el lado norte y otra en el centro del lienzo sur. Posee una sola comunicación al exterior, en el lienzo de poniente, el punto más accesible. En el castillo destacan: la puerta doble tardo-califal, el patio de armas, la zona destinada a vivienda y el patio porticado a la entrada (s. XVII).

En la actualidad el recinto se encuentra dividido en dos zonas, la norte que conserva la disposición del patio de armas y la zona sur, vivienda particular, que conserva salas abovedadas en la que debió ser antigua residencia de los duques de Medina Sidonia.

Evolución histórica

El castillo perteneció a la casa ducal de Medina Sidonia (Casa de Guzmán), desde principios del s. XIV hasta finales del s. XIX, en esta época pasó por herencia al marqués de Martorell quien lo vendió a D. Pedro Muñoz de Arenillas, en 1880 por 90.000 reales. En 1912, el Ayuntamiento adquiere de uno de los herederos de Muñoz de Arenillas un tercio de la propiedad con el fin de establecer un colegio público. El colegio se ha mantenido activo hasta principios de los setenta del pasado siglo.

Castillo de Vejer 1

Figuras de protección

Está declarado BIC desde el año 1931. Nivel de protección integral.

Uso actual

Su uso actual es de vivienda plurifamiliar y equipamiento urbano.

La puerta tardocalifal

La puerta musulmana del castillo presenta dos fachadas simétricas (Abellán). De la puerta de entrada sólo se conserva parte del alfiz ornamentado con motivos florales (hojas de palma), habiendo desaparecido el arco de herradura y el muro en que se sustentaba. La decoración es propia del arte almohade (Abellán). Una bóveda de cañón que atraviesa el muro conecta con la fachada de salida al patio interior. Esta fachada interior, aunque sin rastro de ornamentación, se conserva en buen estado. Se estructura en dos cuerpos. El superior, formado por un arco de herradura que descansa en impostas de nacela, está enmarcado por un alfiz en el que se combina el ladrillo rojo en las dovelas y la mampostería en las albanegas. El cuerpo inferior que sustenta el arco es de mampostería.

(Nota: Texto extraído del Catálogo del Patrimonio Cultural – Natural del Litoral de La Janda, patrocinado por el Grupo de Desarrollo Rural de la Janda Litoral y coordinado por D. Antonio Muñoz Rodríguez) http://www.patrimoniojandalitoral.es/presentacion_coord.htm