Avance de Planeamiento Decreto 2/2012 en Medina Sidonia

Nota de Prensa 14 de junio de 2013

ANA ha presentado en el Ayuntamiento de Medina Sidonia un escrito de veinte folios de Reclamaciones y Sugerencias al Documento “Avance de Planeamiento para acogerse al Decreto 2/2012”, el cual se aprobó  en Sesión Plenaria del Ayuntamiento el 21 de marzo de 2013, y que publicado en el BOP nº 133, de 10 de mayo, ha estado 30 días en información pública.

Logo ANA 17,8KBANA asegura que ha habido falta de Participación Ciudadana y de Información en todo el proceso de redacción / tramitación de este Documento y que tampoco se ha planteado un verdadero proceso de participación pública tras la aprobación inicial del Avance en el Pleno puesto que la simple publicación en el B.O.P. no es suficiente.

Una vez consultada la documentación ANA ha llegado a la conclusión principal de que “con este Documento de Avance de Planeamiento el Gobierno Municipal no resuelve ningún problema, más bien crea problemas nuevos”.

Otras conclusiones a las que desde ANA se llega después de la Reclamaciones y Sugerencias presentadas han sido:

A) El documento de Avance de Planeamiento es pobre, insuficiente y falto del mínimo rigor urbanístico, no solo para que pueda ser un instrumento válido para la lucha contra las edificaciones ilegales, sino que incluso dudamos que pueda cumplir los fines a los que está destinado en el Decreto 2/2012.

Los Badalejos

No sabemos si la Junta de Andalucía considerará que con este documento se cumplen las determinaciones del Decreto 2/2012, y las de las Normas Directoras de Marzo de 2013, pero creemos que no.

 

B) Lo que sí parece bastante claro es que va a servir para muy poco en la lucha por la aplicación de una disciplina urbanística, o en la resolución de los problemas que plantea la proliferación de edificaciones en SNU. Nada se sabe de la elaboración de un Plan Municipal de Inspección Urbanística, del que también habla el Decreto 2/2012 (Disposición final primera), pero que parece que no se ha elaborado, y menos aplicado.

Incluso existe el riesgo de que se pueda pensar, desde el Ayuntamiento, o desde los propios parcelistas, que con este tipo de documentos el problema está resuelto y ya no es necesario intensificar las labores de inspección y aplicación de la disciplina urbanística.

Cruz S.Benedicto

C) Es muy discutible que Los Ejidos, o la zona norte de Los Badalejos, puedan ser considerados como Asentamientos Urbanísticos, dada su condición de ocupaciones de suelos públicos, y en gran parte de dominio público, y que además tienen  importantes afecciones.

Finca LozanoD) Aun es más incomprensible que se pretenda convertir a las 112,20 hectáreas de la parcelación ilegal de la Finca Lozano, que se remonta a hace más de 25 años, y donde desde el Ayuntamiento en su momento se luchó para paralizar la proliferación de edificaciones ilegales, en un Asentamiento Urbanístico con visos de legalización.

MalcocinadoE) Y finalmente creemos que la amplia zona de Malcocinado (más 187,79 hectáreas. afectadas), además de no reunir los requisitos para ser considerado como el Hábitat Rural Diseminado que se pretende, es uno de los principales problemas urbanísticos del municipio, el cual debe acometerse desde un estudio mucho más profundo y riguroso.

Cualquier solución del tipo de las que proponen en este documento, o en el propio Decreto 2/2012, no solo no resolverán ningún problema actual, sino que serán causa de nuevos problemas que tendrán que afrontar los futuros gobernantes municipales, ante demandas que serán imposibles de satisfacer.

F) En resumen, el actual Avance no reúne ninguna de las condiciones para ser un documento válido como instrumento urbanístico para el tratamiento de las edificaciones en Suelo No Urbanizable.

Medina Sidonia necesita acometer la resolución de los problemas planteados por las edificaciones ilegales en SNU en el marco de la revisión del Planeamiento General Vigente, que se debe completar con una intensificación de las labores de inspección como base para la aplicación de una rigurosa disciplina urbanística, única forma de evitar nuevas ocupaciones ilegales.