ALIENTE PIDE UNA MORATORIA

COMUNICADO DE PRENSA 28-07-2021

ALIENTE PIDE UNA MORATORIA TEMPORAL EN LA AUTORIZACIÓN DE RENOVABLES A GRAN ESCALA EN ANDALUCÍA, HASTA QUE SE HAGA UNA PLANIFICACIÓN CON PARTICIPACIÓN CIUDADANA, CON AMPLIO APOYO DE EMPRESAS, PARTIDOS POLÍTICOS Y COLECTIVOS SOCIALES.

Las más de 130 adhesiones, entre colectivos, empresas, sindicatos, partidos políticos y movimientos ecosociales, de Andalucía y estatales abajo firmantes, suscriben la demanda de esta moratoria temporal. Entre las adhesiones con que cuenta esta iniciativa, se encuentran más de una decena de fuerzas políticas. Se han recibido igualmente apoyos de personalidades del ámbito científico y académico, y de entidades como la Plataforma Social del Campo de Gibraltar y la Mesa por el Clima-Granada, que representan entre ambas cerca de 50 organizaciones sociales y medioambientales.

Dicha moratoria supondría la suspensión temporal de las autorizaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes renovables de más de 5MW, así como de sus infraestructuras de evacuación, que se estuvieran tramitando y que no estén vinculadas al autoconsumo o a proyectos de energía comunitaria.

Nuestro objetivo es que en un plazo de entre 6 y 12 meses se pueda hacer una correcta planificación, con participación de la ciudadanía, como exige la normativa comunitaria en materia de participación e información pública relativa al medio ambiente.

Esta iniciativa -ya desarrollada en otras comunidades autónomas- está promovida por la Alianza Energía y Territorio (ALIENTE), que agrupa a casi 150 entidades y asociaciones de todo el estado. ALIENTE presenta un posicionamiento de 13 medidas para defender un modelo energético distribuido y justo, que garantice la conservación de la biodiversidad y el paisaje. Dicho manifiesto cuenta con el apoyo de más de 270 docentes y profesionales de la investigación.

La expansión masiva y desordenada de energías renovables supone la ocupación de centenares de miles de hectáreas con plantas solares y eólicas. Muchas de estas plantas de energías renovables afectan a áreas de alto valor ecológico, agrícola, paisajístico, social y cultural, y son hábitat y refugio de especies de flora y fauna exclusivas de estos espacios andaluces, donde se da el mayor índice de especies amenazadas de toda la Unión Europea.

Dichas instalaciones supondrían, además, la pérdida de tierra cultivable y de actividad agro-ganadera, la expulsión de población local y el agravamiento de la despoblación, dada la nula creación de empleo y contribución a la economía local, lo que llevaría a aumentar el desequilibrio estructural de nuestro territorio. Por otra parte, este modelo de instalaciones a gran escala conllevaría graves problemas de generación de residuos y extractivismo, ocasionando a la larga un mayor deterioro ambiental, totalmente contradictorio con los objetivos de la transición ecológica.

En Andalucía hay proyectos presentados por un total de 22 GW, cuando los objetivos nacionales de potencia fotovoltaica a 2030 según el PNIEC son de 39 GW. Sólo en el Campo de Tabernas en Almería, la potencia fotovoltaica proyectada es equivalente al 5,4% de la planeada en toda España.

La propia Fundación Renovables percibe la necesidad de reflexionar sobre la manera de conseguir los objetivos establecidos por el PNIEC sin contar con el necesario apoyo social, porque se permite un modelo en el que predominan los grandes inversores sin ningún vínculo con el territorio y por su consideración extractiva. Propone que todos los proyectos renovables a gran escala, incluidos los que están en tramitación en la actualidad, se reevalúen bajo los parámetros definidos de ordenación y con la nueva zonificación socioeconómica a escala local.

Cada día es mayor la oposición a esta carrera desordenada que tanto afecta al medio rural y a nuestra riqueza ambiental, lo que exige un compromiso más fuerte, con políticas energéticas que prioricen las pequeñas instalaciones e inversiones locales, en el modelo distribuido y justo propuesto por ALIENTE y en el cual se incluyen aspectos como la gestión de la demanda, el ahorro de energía, un apoyo decidido al autoconsumo y la mejora del rendimiento energético de los edificios, con el fin de reducir la proliferación de megaplantas y sus impactos ambientales directos sobre la biodiversidad, el territorio y el patrimonio natural y cultural.

La presente iniciativa ciudadana incluye el llamamiento a los ayuntamientos afectados, para que aprueben moratorias de licencias municipales a la instalación de este tipo de plantas, y a todas las entidades sociales, ambientales y rurales de nuestra comunidad, para que se sumen a la demanda de Moratoria.

Así mismo y acogiéndonos al derecho de cualquier persona andaluza inscrita en el censo electoral a formular peticiones razonadas por escrito que se desprende del derecho constitucional a la participación efectiva en los asuntos públicos, hacemos un llamamiento a toda la ciudadanía andaluza, para que ejerciendo el derecho de peticiones, solicite a la Junta de Andalucía la Moratoria Temporal de la aprobación de renovables a gran escala, y la planificación y ordenación urgente de la implantación de estas instalaciones industriales en Andalucía. Para ellos, ALIENTE ha puesto a su disposición un documento específico.

renovablesSÍperoNOasi #moratoriaandaluzaYA @AlienteOrg